Terapia de Piedras

Terapia de Piedras

Últimamente en el mundo se han proporcionado una gran cantidad de tratamientos alternativos para relajar los músculos, para revitalizar, combatir los dolores, oxigenar la piel e iluminarla. Muchos de estos tratamientos han sido funciones utilizadas en los masajes corporales que se aplican en los salones de belleza y en los spa a nivel mundial.

El método de la Terapia de Piedras, fue utilizado originalmente en China, específicamente en Shang, desde hace muchos años atrás. De igual manera, en el imperio romano, los pacientes se colocaban sobre un mármol frío para mejorar los dolores corporales después de haberse dado un baño bien caliente.

La colocación de las piedras está basada en determinados puntos del cuerpo, que funcionan otorgando un masaje en aquellas áreas donde existe un dolor mayor e insoportable. Esas piedras que se utilizan durante las Terapias son provenientes de países Asiáticos como China, Japón, Hawái y Arizona. Donde la combinación del calor y del poder magnético que poseen las piedras son las que llenan el cuerpo de energía.

Las rocas frías que se colocan sobre el cuerpo, son generalmente de mármol paquistaní, el cual ayuda a cuidar y mantener la piel, mientras que las piedras calientes son realmente rocas volcánicas densas y oscuras, que tienen un enriquecimiento en el hierro y que produce la dilatación de los vasos linfáticos y sanguíneos del cuerpo.

Esta majestuosa Terapia de Piedras es tan utilizada porque combina lo mejor del “masaje terapéutico tradicional” con la utilización de piedras calientes o frías, las cuales alivian los trastornos físicos – emocionales y ayudan a la correcta fluencia de la energía vital del cuerpo.

A pesar de que esta terapia se ha puesto de moda y se ha utilizado en muchos lugares del mundo en los últimos años, existen personas que aun desconocen el origen de este magnífico método de relajación y que a su vez se preguntan sobre las condiciones o utilización del mismo.

Pero esta técnica oriental para masajes es muy antigua y se encuentra inspirada exclusivamente en las disciplinas que creen que en nuestro cuerpo existes 7 centros de energía llamado “Chakras” desde donde fluyen las energías del universo y la vitalidad de cada persona (Rei – Ki). Esta disciplina asegura que si existe alguna enfermedad en el cuerpo o algun malestar, es debido a una mala circulación de la energía por todo nuestro organismo; lo cual es generado por el mal funcionamiento o un bloqueo de los Chakras.

Estas piedras son ubicadas específicamente en los puntos donde se encuentran esos centros de energía y ayudan a que comience a fluir correctamente la energía por el cuerpo, eliminando de esta manera el malestar o la enfermedad que se tenga en el momento, recordando que nuestro cuerpo recibirá las energías que proceden de la tierra al ser utilizadas piedras de origen volcánico.

Propiedades que Poseen las Piedras de este Tratamiento

Existen 3 propiedades importantes que poseen estas piedras, recordando que ellas pueden ir variando dependiendo de los centros de masajes donde sean aplicados este método de relajación. Esas propiedades son generalmente:

  1. La eliminación de aquellas toxinas que pueda poseer la piel mediante el proceso de sudoración, la cual es producida mediante la alta temperatura que tenga las piedras, que se encuentran en un aproximado de 50°C.
  2. Mediante el alivio y la reducción del dolor corporal mediante la ejecución directa que se ejerce sobre aquellos puntos de los centros de energía (Chakras), los cuales son encargados de transmitir una sensación dolor a los nervios receptores que nos hacer ser consientes de esto.
  3. Mejora completamente el sistema circulatorio mediante una variación en las temperaturas de las piedras a colocar y la ejecución del masaje produciendo una activación de la circulación sanguínea.

Es muy necesario recordar que las piedras calientes deben encontrarse en una temperatura aproximada entre los 50°C y los 60°C para que no queme la piel mientras que las piedras frías deben mantenerse en una temperatura promedio de los 8°C.

Piedras para Masajes

Beneficios de la Terapia de Piedras

Existen también 7 beneficios específicos que poseen la Terapia de Piedras en el cuerpo, esos beneficios van mucho más allá del bienestar que se puede sentir en determinado momento pero que definitivamente proporciona una mejora notable en el organismo.

  1. Ayuda a equilibrar el sistema nervioso.
  2. Ayuda a mejorar las funciones del organismo, reduciendo a su vez los dolores.
  3. Ayuda a reafirmar los tejidos de los músculos.
  4. Ayuda a que la piel se vea mucho más saludable y su aspecto sea más terso.
  5. Ayuda a eliminar las toxinas que genera el cuerpo durante el día a día.
  6. Ayuda a que mediante el flujo de energía correcto, el cuerpo, la mente y el espíritu sea relajado, rebajando los niveles de estrés.
  7. Ayuda a oxigenar y a estimular las células de la piel, produciendo efectos estéticos bastante notables.

Beneficios Terapia de Piedras

Tipos de Piedras Utilizadas en esta Terapia

Entre las piedras utilizadas durante la terapia se encuentran aquellas llamadas “Piedras de Luz” y las “Piedras Volcánicas”.

  1. Las Piedras Volcánicas son aquellas colocadas sobre la piel del cuerpo que se encuentra enrollado en una toalla a la temperatura entre los 50°C y los 60°C. Estas piedras son colocadas generalmente en la nuca y en las manos para que así todo el circuito de energía que tiene el cuerpo pueda ser cerrado y no se disperse. La ubicación estática de las Piedras Volcánicas ayudan a equilibrar los sistemas que se encuentren desequilibrados y para aportar una sensación de bienestar, posteriormente se procede a realizar un masaje que genera una vasodilatación y la reactivación de los vasos sanguíneos mediante el calor.
  2. Las Piedras de Luz son aquellas encargadas de absorber la carga estética que posee el organismo mediante los colores de las piedras. Según las normas y los estudios, cada color de piedra corresponde a un sistema del cuerpo:
  • Piedra de Luz Roja, corresponde al sistema sanguíneo.
  • Piedra de Luz Azul, corresponde al sistema respiratorio.
  • Piedra de Luz Amarilla, corresponde al sistema linfático.
  • Piedra de Luz Verde, corresponde al sistema nervioso.
  • Piedra de Luz Grande, corresponde al sistema digestivo.

 

como realizar terapias de piedras

Todas estas piedras contribuyen al bienestar y a la relajación completa del cuerpo y de sus organismos. Como acompañante a estos masajes con las Piedras de Luz se tiene la aromaterapia, la musicoterapia y la luz del lugar es delicada. Posteriormente, al momento de que las cargas electroestáticas sean absorbidas, se procederá a cubrir todo el cuerpo con una toalla para luego colocar encima las piedras calientes.